C3 Church Denver, 2260 E 88th Ave, Denver, CO 80229, United States

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

PROPOSITO

Queremos que las personas tengan una relación personal y creciente con Jesús. Y creemos que la iglesia debería ser una influencia positiva y ayudar en la comunidad.

Somos una iglesia local para la gente de la ciudad de Denver. En C3 Denver, creemos que la iglesia trata de que descubramos y aprendamos a tener una relación amorosa y auténtica con Dios y con los demás. Creemos que Jesucristo es Dios y demostro su increíble amor por esta ciudad al morir en la cruz para tomar el castigo por nuestros errores.

LO QUE CREEMOS

Dios

Dios es el creador del universo. Él no tiene principio ni fin y existe en tres personas; Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo.

Jesucristo

 

Jesús es el único hijo de Dios, que vivió una vida perfecta y sin pecado y se sacrificó en la cruz para que nuestros pecados fueran perdonados. Jesús se levantó de la tumba en el tercer día y ahora reside en el cielo y un día volverá a reinar como Rey.

Espíritu Santo

La tercera parte de la trinidad, el Espíritu Santo es el regalo de Dios para nosotros en la salvación. Él ofrece el poder de seguir a Cristo y la guía espiritual para nuestra vida diaria.

 

Bautismo

 

El bautismo es el primer acto de obediencia como un nuevo seguidor de Cristo. El bautismo es el acto físico de estar inmerso en agua que simboliza la muerte del seguidor de Cristo al pecado y la resurrección de una nueva vida en Jesús.

 

Biblia

 

La Biblia es la palabra de Dios para nosotros, escrita por autores humanos bajo la inspiración divina del Espíritu Santo. Creemos que la Biblia es infalible y la fuente última de la verdad. Creemos que la Biblia es intensamente relevante para todos los tiempos y para todas las personas.

 

Salvación

La salvación es libertad. Creemos que cada persona nace en una naturaleza que está en desacuerdo con Dios. En otras palabras, elegimos pecar o tomar decisiones que son contrarias al carácter de Dios. La Biblia nos dice que no hay nada que podamos hacer por nuestro propio poder para escapar de esto. (Romanos 3:23) Sin embargo, Dios nos ama tanto que envió a su propio Hijo, Jesucristo, a pagar la pena por nuestros pecados al morir en la cruz. Al elegir aceptar el sacrificio que Jesús hizo y creer que resucitó, Dios te ofrece un perdón completo y una relación eterna con él.